Tips rápidos y sencillos para cuidar tu higiene bucal

Nuestro ritmo de vida se resume en un continuo ‘no parar’ y a veces nos parece que no tenemos tiempo para nada. Cuidar nuestra salud bucal debe ser una prioridad.

Aunque estemos muy ocupados, el truco es organizarse bien y conocer algunos trucos que nos ayuden a ahorrar tiempo y esfuerzo.

  1. Si alguna vez comes fuera de casa y no tienes la oportunidad de lavar tus dientes, puedes masticar un chicle sin azúcar para ayudar a eliminar restos de comida y evitar la acumulación de bacterias.
  2. Usar seda dental es un recurso rápido y fácil para eliminar los restos de comida más problemáticos y evitar el mal aliento.
  3. Los enjuagues bucales pueden ser grandes aliados, muchos de ellos tienen funciones específicas como blanquear o desensibilizar. Así que si tienes algún problema en concreto, ¡Anímate a usarlo!
  4. Si notas que aún cepillando tus dientes a conciencia no consigues eliminar toda la suciedad, tal vez no estés usando el cepillo adecuado. Consulta a un especialista para saber qué tipo es más adecuado para ti. Debes renovar tu cepillo cada tres meses aproximadamente, y asegurarte de que usas la dureza adecuada.
  5. Además, es importante ser consciente de que cepillar tus dientes con fuerza no los limpia mejor, en cambio podemos provocar la aparición de heridas en nuestras encías, así que olvídate de hacerlo.
  6. Algunos alimentos como el ajo o la sal son antisépticos y antibacterianos, y ayudan a cuidar de tu salud bucal. Te harías un gran favor si los incluyes a menudo en tu dieta.
  7. Por último, pero no menos importante, recomendamos visitar dos o más veces al año a tu dentista.

Si sigues estos sencillos pasos, tendrás mucho menos riesgo de contraer cualquier enfermedad, caries, infecciones, etc. ¡Así de fácil es lucir una sonrisa bonita y sana!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  Acepto la política de privacidad