¿Sufres apnea del sueño? Cuatro consejos que ayudan a su convivencia.

En la apnea del sueño, también conocida como la  “enfermedad del sueño”, tiene un papel relevante el estado de la mandíbula y la boca.

Por ello, un tratamiento odontológico es lo más adecuado para mejorar la calidad del sueño y salud del paciente.

Diagnóstico

Para diagnosticar la apnea, el médico de cabecera envía a la persona a la unidad del sueño para ser analizada mientras duerme, un estudio maxilofacial también ayudará a descubrir las causas y determinar posibles soluciones al problema.

Los profesionales de la salud buco-dental tienen un papel relevante a la hora de diagnosticar y tratar la con apnea del sueño. Ya que, puede estar causada por:

  • Defectos maxilofaciales.
  • La boca.
  • El cráneo.
  • La estructura de la mandíbula.

Tratamiento y consejos

Es recomendable asistir cuanto antes a un especialista y no cometer el error de autodiagnosticarse. El tratamiento más común de la apnea del sueño es la colocación del dispositivo CPAP, un compresor de aire que se coloca con un tubo flexible y una mascarilla.

Persona durmiendo con dispositivo cpap

Dispositivo de bolsillo AirMini CPAP (Fotografía de ResMed).

Otros tratamientos pueden ser la colocación de aparatos o dispositivos a medida diseñados por su odontólogo para ayudar a respirar al paciente correctamente durante el sueño.

Algunas sencillas acciones que pueden ayudarte a mitigar los síntomas de la apnea del sueño:

  • Dormir de lado (con la cabeza alzada).
  • Evitar el consumo de tabaco y alcohol.
  • Cenar ligero y perder peso.

Tener especial precaución con medicamentos que pueden provocar o agravar la apnea.
En caso de que no funcionen los tratamientos, es necesario recurrir a la cirugía. El procedimiento más habitual consiste en extirpar el tejido que está obstruyendo las vías respiratorias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  Acepto la política de privacidad