Sequedad bucal: causas y tratamientos

La sequedad bucal es algo que todos hemos sufrido en algún momento puntual, dado el estrés, los nervios o la deshidratación, pero si esta sensación persiste en el tiempo debemos poner remedio

La sequedad bucal se produce cuando las glándulas salivales no son capaces de producir suficiente saliva para mantener la boca húmeda. La xerostomía, que comúnmente denominamos sequedad en la boca, es un problema que puede causar molestias a la hora de comer, tragar o hablar dada la falta de saliva.

La saliva es la encargada de la descomposición de alimentos en la boca y la que ayuda a tragar. También juega un papel importante en nuestra salud bucodental puesto que limpia las partículas de comida que se alojan nuestra boca. Este tipo de afecciones puede aumentar el riesgo de padecer algún tipo de infección bucodental como pueden ser las caries. Al no producir una cantidad de saliva considerable es más difícil controlar y combatir los gérmenes. 

¿Qué causas pueden provocar este padecimiento?

Hay diversos motivos que nos pueden causar sequedad en la boca. Entre los más comunes encontramos:

  • Los nervios o el estrés, así como hablar en público durante bastante tiempo. 
  • Los efectos secundarios de determinados medicamentos, que pueden provocar que las glándulas salivales segreguen menos saliva. Por ejemplo, antidepresivos, antihistamínicos, diuréticos o aquellos que combaten la hipertensión. 
  • Enfermedades sistémicas como la diabetes, Parkinson o enfermedades psiquiátricas como la depresión.
  • Enfermedades autoinmunes, la  más común es el síndrome de Sjögren que afecta sobre todo a las personas mayores y provoca sequedad ocular y bucal.  
  • Tratamientos como la radioterapia o quimioterapia también son causantes de la sequedad bucal. 
  • Lesiones nerviosas, este tipo de lesiones pueden haber dañado los nervios que envían señales a las glándulas salivales trastornando su función. 
  • Asimismo, el tabaco, alcohol o cualquier otra droga, también son causantes de ello.

¿Existe algún tratamiento contra la sequedad bucal?

Así es. Aunque siempre recomendamos acudir a tu dentista para conocer la causa exacta, hay algunas pautas a seguir que te ayudarán a tratar o prevenir la xerostomía leve. Para ello, te aconsejamos aumentar tu higiene bucal, mantenerte hidratado (se recomienda beber 2 litros de agua al día) y estimular la producción de saliva. 

Si padeces este tipo de afección de sequedad bucal, te recomendamos acudir a tu dentista, quien determinará la causa exacta de tu padecimiento y te fijará el tratamiento más adecuado.

Otros remedios que nos pueden ayudar a prevenir la sequedad bucal

Además de los consejos enumerados anteriormente, podemos seguir otras pautas que nos ayudarán a prevenir la xerostomía son:

  • Mantenerse siempre hidratados. Es muy importante beber agua, aunque no es recomendable que estén a temperaturas extremas, muy frías o muy calientes. 
  • Evitar bebidas como el alcohol o que contengan cafeína.
  • Tampoco es recomendable tomar bebidas con azúcar ni carbonatadas
  • Mascar chicles sin azúcar estimula la producción de saliva. 
  • Evitar alimentos excesivamente azucarados
  • Evitar el tabaco
sequedad-bucal
sequedad-bucal

No obstante, si padeces problemas graves de sequedad no dudes en acudir a tu dentista. Como siempre, en Clínica Dental Molviedro estaremos encantados de ayudarte.

¿Quieres pedir tu cita? Contacta con nosotros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  Acepto la política de privacidad