¿Cepillo eléctrico o cepillo manual?

Si has llegado a este post seguramente sea porque estás dudando entre comprarte un cepillo eléctrico o utilizar uno manual. ¿Quieres saber cuál es mejor para tu adecuada higiene bucal?

Lo cierto es que, utilizando las técnicas de cepillado apropiadas, ambos pueden llegar a ser igual de eficaces. Sin embargo, el cepillo de dientes eléctrico tiene numerosas ventajas frente al manual que han de tenerse en cuenta a la hora de decantarse por uno u otro.

¿Cuáles son las ventajas del cepillo eléctrico?

  • Pueden ayudar a reducir en mayor medida la placa bacteriana.
  • Ejercen menor presión sobre el diente, lo que aminora el posible deterioro y abrasión del mismo.
  • Determinadas marcas ya incluyen cepillos eléctricos inteligentes, que determinan el tiempo de lavado de dientes, tienen diversos modos de cepillado específicos para según qué circunstancias, y tienen diferentes funciones como avisar al ejercer demasiada presión sobre el diente; entre otras funciones.
  • Hay casos específicos en los que se recomienda utilizar este tipo de cepillo: en el caso de personas con discapacidad física o psíquica o con determinadas limitaciones; cuya limpieza bucal se hace más complicada, y este producto parece ser más práctico para su correcta higiene bucal.
  • Cepillado más cómodo.
  • Entre sus desventajas encontramos su precio medio, bastante más elevado al de un cepillo convencional.

Características del cepillo de dientes manual

  • Una mala técnica de limpiado, consistente en ejercer demasiada presión sobre el diente, puede llegar a deteriorar nuestra dentadura.
  • Como en el caso del cepillo eléctrico, este tipo de cepillos también está recomendado para ciertas situaciones:
    • Tras una cirugía en la zona bucal o alrededor, que tenga puntos de sutura o alguna zona dolorida. Este tipo de cepillos permite tener un mayor control sobre nuestra boca, y adecuar la forma de limpiar nuestra dentadura a las propias molestias correspondientes.
    • Personas con ortodoncia. Ya que el trabajo del cepillo eléctrico puede acarrear caída de brackets u otras partes del aparato.
    • Para niños, también es recomendable este tipo de cepillos, ya que se adecuan más al tamaño de su boca.
  • Además, su precio es mucho más económico.

Esto no significa que uno sea mejor o peor que el otro, ya que, como hemos dicho, un buen uso del cepillo manual puede conllevar a un resultado final igual de satisfactorio para nuestra higiene bucal. Sin embargo, en tu mano está valorar cual es mejor para ti y tus necesidades.

Para cualquier consulta o requerimiento de información, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo de profesionales. En Clínica Dental Molviedro, estaremos encantados de solucionar cualquier duda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  Acepto la política de privacidad