¿Qué consecuencias tiene el tabaco en nuestra boca?

No es ningún secreto que fumar es perjudicial para nuestra salud en general, y que todos los médicos lo desaconsejan. Pero esta vez los dentistas tienen algo más que decir, puesto que las primeras consecuencias del tabaco, podemos apreciarlas en la boca.

Nuestra boca es nuestra carta de presentación, y el tabaquismo tiene consecuencias muy desagradables y visibles, tales como la gingivitis, halitosis y periodontitis.

Aquí tenéis un breve resumen de algunos de los problemas que puede desencadenar el tabaco:

  • Dientes amarillentos: es una de las consecuencias más visibles y por tanto, una de las que más perjudica a la estética. Esto es a causa de la acción que la nicotina y el alquitrán tienen sobre los dientes.
  • Aparición de caries: al fumar se reduce el flujo salival, y por ello aumenta el riesgo de caries en adultos.
  • Halitosis: también es una de las consecuencias más notables, puesto que el tabaco deja un olor desagradable en nuestra boca, debido a sus componentes, la mayoría nocivos.
  • Reducción de algunos sentidos: el tabaquismo no solo afecta a nuestra salud, sino que también perjudica al funcionamiento de algunos de nuestros sentidos como el gusto o el olfato. Algunas consecuencias de las pérdidas de nuestros sentidos son: limitación de nuestras capacidades olfativas y pérdida de la percepción de algunos sabores.
  • Periodontitis: es la enfermedad de las encías que se asocian con la pérdida ósea. Los fumadores tienen tres veces más riesgo de sufrirla, y en el caso de hacerlo, esta podría progresar más rápido de lo normal. Por esto es muy importante que los fumadores visiten con frecuencia a su dentista.
  • Cáncer oral: este es el problema más serio relacionado con el tabaco, y el riesgo de sufrir esta enfermedad, se eleva entre los fumadores. En España, 2.000 personas al año desarrollan cáncer oral.

Si queréis evitar contraer cualquiera de estas enfermedades, dignas de una película de terror, os aconsejamos dejar de fumar y cuidar a conciencia vuestra boca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  Acepto la política de privacidad